fbpx

Distintos tipos de fumigación según el material utilizado

Fumigación de gas

La fumigación con gas emplea fumigantes en sus estados gaseosos para el control de plagas. Este tipo de fumigación suelen realizarse dentro de unas camaradas cerradas, o en su defecto, encerrando el espacio a tratar con una cubierta que sea a prueba de gases.

Este método o técnica de fumigación, también es conocido como fumigación espacial, ya que garantiza que los fumigantes tóxicos no puedan dispersarse hacia el entorno exterior.

Fumigación sólida

Las técnicas y demás sistemas que se implementan dentro de la fumigación sólida, son bastante funcionales para todo lo que tiene que ver con el control de insectos. Quienes conocen sobre el tema, aseguran que este tipo de fumigación se realiza, la mayoría de las veces, rociando cantidades medias de fumigantes en diversas presentaciones, que pueden venir en tabletas, gránulos o polvos.

Una de las ventajas de los fumigantes sólidos, es que por lo general, son bastante sencillos y prácticos de usar, además aportan mayor seguridad a quienes lo utilizan ya que en comparación con los fumigantes gaseosos, son menos tóxicos y nocivos para el medio ambiente.

Fumigación Líquida

Si busca eliminar plagas, insectos o el moho, sin duda, los fumigantes líquidos son la mejor opción para usted y su problema dentro del hogar; la fumigación liquida es bien conocida, por implementar el uso de pulverizadores que pueden dispersar grandes cantidades de líquido sobre el área afectada infestada.

La mayoría de los fumigantes líquidos son tóxicos para los humanos, inflamables y volátiles. La fumigación líquida tiende a actuar mucho más rápida que la fumigación sólida y eso la hace más popular. Es más segura cuando se realiza al aire libre o dentro de una cámara de fumigación cerrada.

Fumigación estructural

Se utiliza para eliminar plagas tales como termitas y chinches. Este método de control de plagas llena el espacio aéreo dentro de una estructura con un gas tóxico. Se usa una lona o carpa para atrapar el gas dentro del área que se está tratando.

Fumigaciones de vagones, camiones y contenedores

En la fumigación de estos vehículos, se deben observar dos puntos. Primero, no deben moverse mientras están bajo fumigación. El movimiento puede reducir la presión del aire en el exterior del vehículo y succionar el fumigante fuera del vehículo o romper el sellado y reducir el fumigante disponible para el control de las plagas.

Recommended Posts
0