fbpx

Cómo evitar que las hormigas entren a tu casa

1 Sella todas las áreas de acceso.

Dado que las hormigas son diminutas, pueden encontrar miles de entradas diminutas hacia tu residencia. Algunas de ellas son fáciles de identificar; otras solo serán descubiertas cuando haya una hilera de hormigas desfilando a través de dichas entradas. Primero, averigua por dónde entran a la casa: sigue el camino de las hormigas para ver por dónde entran y salen de tu casa. Sella todos los agujeros que puedas encontrar usando un sellador de silicona, masilla, pegamento o yeso. Los métodos temporales podrían incluir vaselina o masilla adhesiva.

2 Sella las grietas con silicona.

Cierra los espacios alrededor de las ventanas, las puertas y las paredes. Bloquea cualquier espacio que podría permitir el paso de un ejército de hormigas. Tus esfuerzos para sellar las entradas serán más eficaces si eres meticuloso.

3 Reviste las entradas sospechosas con sustancias repelentes de hormigas.

Esta es una táctica más agresiva que simplemente sellar las grietas. Puedes crear barreras de químicos y polvos que repelen (e incluso matan) a las hormigas indeseables. Considera la posibilidad de utilizar tierra de diatomeas, sal e incluso venenos comerciales para hormigas. Esto podría funcionar como una forma de señuelo.

4 Haz una barrera de cinta adhesiva.

Reviste tu cocina con cinta adhesiva, con la parte pegajosa hacia arriba. No es necesario que utilices ningún veneno o polvo que ensucie. Cuando las hormigas traten de trepar por encima de la cinta podrían pegarse a la parte adhesiva, lo cual las detiene de forma eficaz en sus caminos. Asegúrate de que las hormigas no puedan arrastrarse por debajo de la cinta. Usa cinta adhesiva de doble cara o pega con cinta la parte posterior de la cinta adhesiva a los pisos, las paredes y las encimeras de modo que no haya espacio para las hormigas por debajo.
Recent Posts
0